Jueces y fiscales que producen vergüenza ajena.

El pasado viernes, día 27, se produjo un golpe de estado en Cataluña, en principio incruento, pero victorioso.

70 diputados cobardes, amparándose en el anonimato, proclamaron la “república catalana” (el parlamento tiene 135 miembros).

Esta votación se produjo al mediodía, pero los jueces y fiscales no podían ocuparse, y mucho menos preocuparse, de lo que era un clamor general: la necesidad de que el Estado de Derecho afrontase la situación.

Los magistrados del tribunal supremo, tribunales superiores de justicia, audiencia nacional, fiscales de la fiscalía general, etc., no trabajan el fin de semana, ni que se hunda el mundo.

Da igual que haya un golpe de estado, y que Cataluña pueda ser durante tres días, como mínimo, “la república de su casa”. Eso es lo de menos. Lo primero es lo primero… Continúa leyendo Jueces y fiscales que producen vergüenza ajena.

Dos graves errores en la aplicación del artículo 155 de la Constitución a Cataluña.

Acabo de oír la intervención del señor presidente del gobierno de España, o lo que queda de ella, y así, en caliente (que es como no debe escribirse), debo decir tres cosas:

  1. Que este Rajoy, con carácter y decisión, me gusta más que el Rajoy pasmado al que por desgracia estábamos acostumbrados los españoles.
  2. Que creo ha cometido un grave error al convocar las elecciones tan rápidamente, pues las aguas están muy calientes, los separatistas han aprovechado toda esta situación para hacer proselitismo, a base de medias verdades (que son peor que las mentiras), y es posible que hasta puedan obtener más apoyo ciudadano, con lo cual no solo se solucionaría el problema, sino que se agravaría…
  3. Creo un grave error no disolver el cuerpo de mozos de escuadra, e integrarlos en la guardia civil (zonas rurales) y en la policía nacional (ciudades). Y ello por varias razones:

Continúa leyendo Dos graves errores en la aplicación del artículo 155 de la Constitución a Cataluña.

El Rey ni está ni se le espera…

Ayer habló el presidente de la república española, digo el presidente del gobierno, pues España todavía no es una república, pero todo se andará.

Cumplió con lo que se espera de él: más bien poco. Amagó con hacer algo, pero al final no va a hacer nada, como siempre. Se limita a echar balones quiera, y que sea el Tribunal Constitucional (que ni es un tribunal ni está formado por jueces), sino que está formado por comisarios de los principales partidos políticos, quien se moje el culo, que Rajoy es gallego, y nunca sabemos si va o viene.

Pero estuvo bien, para lo poco que todos esperamos de él, más bien nada, o casi nada.

El señor Rajoy no es el presidente de la república, por lo menos por ahora. La candidata es la vice enana, que tiene grandes ínfulas, como suele suceder con las personas de poca talla, no sé por qué. Continúa leyendo El Rey ni está ni se le espera…

El rey dice que carece de legitimidad para ocupar el trono, pero no renuncia a él.

Ayer me quedé estupefacto cuando oí al rey actual decir que el régimen de Franco era una dictadura, y que no tenía legitimación alguna para ocupar el poder…, haciendo suya la “interpretación” de la historia del rojerío campante.

De ser consecuente con esa afirmación, debería haber ido un poco más allá, y presentar, sin solución de continuidad, su renuncia a la Corona, pues es evidente que la Jefatura del Estado, que ha heredado de su padre, don Juan Carlos I, en extrañas circunstancias, dicho sea de paso, emana precisamente de esa legitimidad franquista a la que hace ascos.
Lo contrario es ser un progre de salón, monárquico en la intimidad, pero republicano en familia, y no vamos a traer ahora al pairo las veleidades republicanas de su todavía esposa, que también.
Una monarquía que se aleja cada día más del pueblo, dadas las extravagancias de su cónyuge, y el poco contenido intelectual del monarca, que vive totalmente aislado, y que prescinde de los grupos sociales que le podrían apoyar (la Iglesia, el Ejército, y las personas decentes, que somos la mayoría), va cavando, poco a poco, su propia fosa.
¡Lo que realmente me extraña es que no salgan a celebrar el “día del orgullo gay”, para que el populacho sepa que son tan horteras como ellos… Continúa leyendo El rey dice que carece de legitimidad para ocupar el trono, pero no renuncia a él.