España, una democracia aparente.

Llamamos democracia a aquel sistema político en el que el gobierno se realiza por representantes elegidos por el pueblo. Es decir una forma de gobierno en el que la soberanía reside en el pueblo, y los políticos son meros mandatarios, que actúan en nombre y representación de sus electores, el pueblo soberano.

¿España es una democracia? Parece evidente que no. Los políticos constituyen una clase aparte, una casta de intocables, absolutamente profesionalizados, que hacen de la política su única ocupación, y que van saltando de cargo en cargo, hasta la jubilación, como cualquier otro trabajador. Y, para más inri, muchos de ellos nunca han ejercido profesión u oficio que no sea la política, por lo que tienen un desconocimiento, total y absoluto, de la realidad social.

Por no hablar de la escasa preparación intelectual y académica de una buena parte de nuestra clase política, que es inferior a la de cualquier demandante de empleo en el Inem, pese a lo cual se les nombra ministros o consejeros de estado, sin rubor alguno por parte de quien les nombra. Continúa leyendo España, una democracia aparente.

Don Miguel Bernad sufre prisión provisional desde hace tres meses, sin haber sido juzgado ni condenado.

Creo fue Churchill quien dijo que la diferencia entre una democracia y una dictadura era que en democracia cuándo llamaban a tu puerta a las seis de la mañana, era el lechero, mientras que en dictadura era la policía…

Algo así debió de pensar don Miguel Bernad Remón cuando a primera hora del viernes 15 de abril de 2016 la policía llamó a su casa y se lo llevó detenido, para registrar la sede del Sindicato MANOS LIMPIAS, y posteriormente su propio domicilio.

Y en lugar de llevarle ese mismo día a presencia judicial, para decretar su puesta en libertad o ingreso en prisión provisional, lo trasladaron a los nada cómodos calabozos, donde se estuvo “macerando” durante todo el fin de semana, mientras las televisiones adictas al régimen, que son casi todas, y los diarios botafumeiros gubernamentales, que son todos, se dedicaban a filtrar informaciones tendenciosas, sacadas de su contexto, etc., sobre MANOS LIMPIAS, explicando asimismo que este señor de 74 años, un probo y honrado funcionario jubilado, antiguo Letrado y Director de Personal del Ayuntamiento de Madrid, era un “peligroso delincuente”, integrante de una gran “organización criminal”. Continúa leyendo Don Miguel Bernad sufre prisión provisional desde hace tres meses, sin haber sido juzgado ni condenado.