La justicia de Juana.

Estos días las feministas han encontrado un nuevo filón con el que atacar a sus enemigos naturales, los varones, y seguir destruyendo familias, sumiendo en la infelicidad a los hijos de esos matrimonios, y a toda clase de trastornos psicológicos y mentales, presentes y futuros: el caso de doña Juana Rivas.

Evidentemente, desconozco los pormenores procesales del asunto, pues toda la información que poseo es por la prensa: una juez decreta que la madre tiene que entregar los hijos al padre, no sé si temporal o definitivamente, padre que lleva años sin verlos, dicho sea de paso.

La madre dice que de eso nada, que por sus ovarios no va a hacer ni puto caso de la resolución judicial firme, dictada por una juez, repito, y en un procedimiento en el que ella habrá comparecido, supongo, y hecho valer sus argumentos y alegaciones, presentado pruebas, etc. Es decir, de forma pública y contradictoria, con todas las garantías de la ley.

Pero claro, esa ley y esa resolución judicial firme, repito, no me satisface, pues no me da la razón, y por lo tanto haré lo que me dé la gana… En primer lugar, la voy a incumplir, de forma clara y terminante. Y no solo eso, sino que lo digo públicamente, que me paso por el c… la resolución judicial, y escondo a mis hijos, y a mí misma, para evitar tener que ejecutar la resolución judicial, firme, repito, pues no me satisface en absoluto. Continúa leyendo La justicia de Juana.

La presencia de fotógrafos en los juicios penales.

Después de la aprobación de la Constitución y la Ley Orgánica del Poder Judicial de 1980, comenzó a permitirse la presencia de fotógrafos en los juicios, un mundo que siempre había sido hermético a la publicidad, salvo algunos jueces estrella, que al final acabaron estrellados.

Se entendía que la justicia debe de ser pública, y que la mejor forma sería permitiendo la mayor publicidad posible a los juicios, para que la población se enterase de los mismos.

El CGPJ dictó algún Acuerdo sobre el particular, que ahora no tengo a la vista, pero que, en síntesis, consideraba que era bueno que los ciudadanos se enteraran de a quién se juzgaba, y por qué.

Se crearon unos gabinetes de prensa o comunicación social en cada uno de los Tribunales Superiores de Justicia, de la misma forma que el propio CGPJ creó también su propio gabinete de información, situando a su frente a avezados profesionales…, aunque no siempre, y a este asunto dedicaré un próximo artículo.

Recientemente asistí a un juicio penal en la Audiencia Provincial de Zaragoza, donde el pobre acusado fue reiteradamente fotografiado –más bien crucificado- por un avezado fotógrafo, al que alguien le abrió la puerta de la sala de vistas, antes de comenzar la vista propiamente dicha. Continúa leyendo La presencia de fotógrafos en los juicios penales.

La “jurisprudencia” del promotor de la acción disciplinaria del CGPJ.

Hay una jurisprudencia que interesa, y mucho, a los jueces, y es la que emana del Promotor de la Acción Disciplinaria.

En realidad no deberíamos hablar de jurisprudencia, pues como todos sabemos es la que emana del Tribunal Supremo, sino más bien de “criterios” del citado Promotor, hacia el cual debo expresar, en primer lugar, mi máximo respeto, pues creo pesa sobre sus hombros una carga muy grande, posiblemente excesiva.

El año pasado acudí en tres ocasiones al Promotor, y no precisamente para felicitar a ningún juez, y debo reconocer que los tres asuntos están ya resueltos, con un resultado siempre favorable al poder judicial, que ha ganado por goleada: 3 a 0.

Es decir, siempre ha considerado que no había que expedientar a nadie, y que la jueza en cuestión, doblemente denunciada, y una sección civil de una determinada audiencia provincial, habían actuado correctamente, y no procedía por tanto abrir expediente disciplinario alguno. Continúa leyendo La “jurisprudencia” del promotor de la acción disciplinaria del CGPJ.

Arte, estética y derecho.

Acostumbrados a trabajar en un entorno gris confeccionando fríos documentos derivados de modelos preconcebidos a especie de “prêt á porter” debe tenderse a dar un paso, un cambio en la observación del mundo del derecho.

Hace veinte años trabajábamos con una Olivetti y papel de carca; los legajos se cosían; los manuscritos se hacían en un papel muy fino de color rosa mientras las carpetas azules de cartón y cedidas gomillas se descoloraban en las polvorientas estanterías de los despachos.

Me preguntaba el porqué la arquitectura, la pintura habían evolucionado constantemente desde catedrales a rascacielos o desde Tintoretto a van Gogh.

Sin embargo el derecho se había estancado y encorsetado en lo convencional… en aquél fino papel rosa.

Pero todo debe cambiar y la estética, la luz debe entrar en el mundo del derecho para sacarlo de esas cuevas oscuras llenas de formularios y rancia madera.

El sistema anglosajón, sin perder un ápice de eficacia y seguridad, ha sabido cambiar este aspecto lejano y oscuro que a veces presenta nuestra profesión, debido a su carácter flexible y a las posibilidades de adaptación que le otorga su sistema consuetudinario.

¿Es posible dar un toque de color; de arte entendido como expresión de un sentimiento, a una materia tan plana y aparentemente lineal como la jurídica, sin olvidar nunca el rigor y la responsabilidad que nuestra profesión conlleva.?

Por supuesto que sí…

Cosas que pasan.

Delincuentes comunes y políticos.

En la España franquista había dos tipos de presos, los llamados comunes, es decir por delitos que podríamos llamar normales y corrientes, y los políticos, que eran aquellos a los que se había condenado a prisión por su pertenencia a partidos políticos y sindicatos ilegales, o por actuar en forma (supuestamente) delictiva según la normativa legal vigente entonces: promover y organizar huelgas, etc.

Parece ser que dentro de las cárceles procuraban no mezclarse, pues los políticos no se consideraban realmente delincuentes (y con razón), y además tenían un nivel cultural y social muy superior al de los delincuentes comunes…

Por supuesto que había excepciones, y en algunas prisiones esos políticos (omito la denominación de delincuentes, pues realmente no lo eran) hicieron una labor cultural, divulgativa, de instrucción de los presos comunes, muchos de los cuáles tampoco eran realmente delincuentes, sino personas a las que la sociedad había tratado a patadas, en muchas ocasiones desde su nacimiento hasta la muerte. Continúa leyendo Delincuentes comunes y políticos.

Poderes judiciales y poderes notariales.

Hay dos formas de otorgar poderes, ante Notario y ante el Juzgado, en cuyo caso se denominan poderes apud acta, es decir bajo acta, mediante una comparencia  ante el Secretario Judicial, que da fe de su otorgamiento.

Lo lógico sería suponer que ambas clases o tipos de poderes son idénticamente válidos, pero no es así. Mientras que el poder otorgado ante un Notario tiene eficacia general ante cualquier juzgado, tribunal y jurisdicción, el poder otorgado apud acta solamente sirve para el pleito concreto para el que se otorga, por lo cuál hay que identificarlo debidamente, y únicamente en ese partido judicial.

¿Cuál es la razón, o más bien la sinrazón, de este trato diferenciado? Ambos dos otorgantes, el Notario y el Secretario Judicial, son Licenciados o Graduados en Derecho, y han superado una difícil oposición para acceder a las profesiones correspondientes. Continúa leyendo Poderes judiciales y poderes notariales.

El Contador-Partidor en la división judicial de la herencia.

Esta figura jurídica interviene como colaborador de la justicia en dos procedimientos de liquidación de comunidades de bienes regulados en la LEC, que son: el de división judicial de la herencia (Arts. 782 a 805) y, el procedimiento de liquidación del régimen económico matrimonial (Arts. 806 y ss.).

El contador-partidor puede ser cualquier persona que, sin tener interés en la causa, sea nombrada, en cada caso, por el testador o los legitimados a la solicitud de la división judicial de la herencia. Si bien, cuando no exista acuerdo entre las partes, se nombrará de oficio un contador-partidor dativo, de entre los Abogados con conocimientos específicos en la materia del Colegio de Abogados ubicado en la localidad en que se inste judicialmente la liquidación. Es frecuente que, en testamento, el causante señale quien deba hacer las funciones de contador partidor, en cuyo caso habría que estar a su voluntad, siempre que esto sea posible de acuerdo con la legislación aplicable. En cualquier caso, se hace aconsejable que la persona en quien se confíe esta tarea sea un abogado con formación específica en la materia, pues el contador-partidor debe actuar siempre conforme a la Ley, y no en equidad.

El nombramiento de contador-partidor puede ser rechazado al tiempo del ofrecimiento pero, una vez aceptado, no podrá éste renunciar a continuar su labor. Por lo demás, puede decirse que la figura del contador-partidor puede asimilarse a la del mandatario.

La función encomendada a éste operador jurídico es la elaboración del denominado “cuaderno particional”, en un plazo de dos meses desde que se acepta el nombramiento y se recibe la provisión de fondos (que será a cargo de los bienes de la herencia, a diferencia de lo que ocurre cuando interviene en el procedimiento de liquidación del régimen económico matrimonial donde no será abonado a cargo de la comunidad de gananciales, sino de los cónyuges, puesto que dicha comunidad ya está disuelta).

A este fin, al contador-partidor se concede la excepción de entregarle toda la documentación obrante en Autos, y toda aquélla que éste solicite, siendo importante que, en la elaboración del cuaderno particional, relacione la documentación a la cual circunscribe su labor. Además, podrá nombrar a cuantos peritos entienda necesarios para su asesoramiento técnico, si bien, los informes que éstos presenten no vincularán ni al contador-partidor ni al juzgador.

El proceso de liquidación consta de tres hitos fundamentalmente, a saber:

1º.- Formación de inventario

2º.- Avalúo

3º.- Liquidación: partición y adjudicación

La fase de formación de inventario se inicia siempre por escrito de solicitud, el cual es aconsejable que revista forma de demanda, e introduzca mediante “OTROSI” la petición de intervención de la masa común (caudal relicto en la comunidad hereditaria) y, de que se realice por el Secretario Judicial la formación de inventario.

El escrito de solicitud irá acompañado de la propuesta de inventario, tras lo cual se citará a las partes a una comparecencia a fin de alcanzar un acuerdo; si existe acuerdo entre las partes se dictará un Decreto, y en caso contrario la controversia surgida habrá de resolverse en el denominado “incidente de inclusión y exclusión de bienes en la formación de inventario”, por los trámites del juicio verbal.

De esta primera comparecencia es de destacar la importancia que debe darse a la redacción del Acta pues, por la repercusión que esto tiene en la eventual fase posterior de juicio oral, los bienes relacionados en aquélla delimitarán el objeto de controversia, no pudiendo ser modificados por adición ni reducción salvo que se tenga nueva noticia de su existencia.

En el supuesto de formación de inventario hecho por el Secretario Judicial con posterior nombramiento de Contador-partidor, si éste último advirtiese algún error, como fiel colaborador de la justicia, habrá de ponerlo en conocimiento del Juzgado, proponiendo alternativas que lo corrijan. E igualmente es importante que, en estos supuestos en que la formación de inventario ya viene dada, el contador-partidor haga constar esta circunstancia al inicio del cuaderno particional, incidiendo en que se parte de esa fase procesal precluida.

En cuanto al avalúo o valoración de los bienes, es pacífica la jurisprudencia al entender que prima el valor de mercado a la fecha de la efectiva liquidación, no a la fecha de la formación de inventario, ex Art.1074 Cc (Fundamento de Derecho 3º de la SAP Oviedo 182/2015).

En los supuestos de división judicial de la herencia, una fase intermedia entre el avalúo y la liquidación debe contemplar la precisa integración de la masa con los bienes colacionables.

Del mismo modo que la formación de inventario, la fase de liquidación se inicia mediante escrito de solicitud acompañado, en este caso, por la propuesta de liquidación.

En las tareas de partición, formación de lotes y, adjudicación, habrán de seguirse fielmente los principios que la legislación considera de necesaria aplicación a estas operaciones (Arts. 1.061 y 1.062 Cc): principio de igualdad cualitativa en la formación de lotes, y justo equilibro entre la indivisión y el exceso de división.

Cuando en la tarea de liquidación se haga imposible el respeto a estos principios, por la especial composición de la herencia, el TS viene admitiendo la posibilidad de recurrir al sorteo de los bienes entre los co-herederos para alcanzar una mayor objetividad en la división.

Del cuaderno particional se da traslado a las partes por plazo de 10 días, tras el cual si existe conformidad se resuelve mediante Decreto, y si no se alcanzara un acuerdo en la totalidad de las adjudicaciones se resolverá por los trámites del juicio verbal.

Cuando, al objeto de alcanzar un acuerdo entre las partes en la aceptación de lo recogido en el cuaderno particional, se propusiera alguna modificación de lo reflejado por el contador-partidor que las partes aceptaran, evitando más dilaciones, se hace aconsejable que, en el propio cuaderno particional, el contador-partidor deje expresado claramente qué punto ha sido modificado y la razón y circunstancias en que se ha producido la alteración.

Finalmente apuntar que, frente a la resolución dictada en el último incidente resuelto en juicio verbal, sólo cabe apelación, pero no casación. No obstante, la Ley no atribuye a esta resolución el efecto de cosa juzgada, de modo que podrá plantearse, en su caso, el oportuno juicio ordinario.

¡Bienvenido/a al Blog!

logo soloabogados.orgSi has echado un vistazo a los títulos, ya sabrás que este es el blog construido por los abogados, bufetes demás profesionales españoles que componen el Directorio SoloAbogados.Org. Lo que os queremos comentar es que en este nuevo espacio profesionales que componen el Directorio escribirán artículos, tanto técnicos como de opinión, compartiendo sus conocimientos, experiencias e inquietudes con sus colegas y con la comunidad en general que accede a este espacio web.

La lectura de este blog es pública, todos podemos acceder; las entradas pueden ser publicadas sólo por los profesionales y entidades registrados en el Directorio SoloAbogados.Org, quienes a su vez pueden comentar otras entradas publicadas, conformándose de esta manera una especie de foro de intercambio. Recordemos que, además, cualquiera puede hacer llegar consultas e inquietudes a un profesional particular desde su ficha en el Directorio.

Si bien las entradas son moderadas para mantener un orden y una estructura mínimos, se respeta la libertad de expresión dentro de los límites de la legalidad. Al respecto creemos importante destacar que cada artículo representa el pensamiento y la visión de su autor, que no necesariamente es el nuestro.

¡Es tiempo de comenzar! ¡Invitamos a los profesionales de SoloAbogados.Org a llenar espacios con sus valiosos aportes!