Las abusivas multas de tráfico.

En muy escasas ocasiones de mi vida he sido sancionado por problemas de Tráfico, y debo decir que siempre con una exquisita corrección por parte de los Agentes de la Guardia Civil de Tráfico. Y con razón, además.

Pero en los últimos tiempos proliferan las multas impuestas por radares, situados estratégicamente, y que lo único que persiguen es incrementar la recaudación del Estado, más que prevenir accidentes o comportamientos incívicos.

Y que, además, imponen unas sanciones muy elevadas, y más en estos tiempos de carestías económicas, sin ser proporcionales a los ingresos del presunto infractor, pues no es lo mismo una multa de 300 euros para un señor que cobra 3.000 euros al mes, que para un perceptor del salario mínimo actual, 707 euros, o para un subsidiado por desempleo, que cobra 426 euros mensuales… Es algo tan obvio que no hace falta dedicar más tiempo a exponerlo.

Pues bien, acabo de ver un caso realmente sangrante, que me ha parecido totalmente abusivo, por no decir un latrocinio, por parte de Tráfico, y su famoso centro “recolector” de dinero público, situado en León, la tierra natal del impar presidente Zapatero. ¡Y menos mal, pues España no podría soportar dos inútiles como él!

Un señor mayor, un hombre del campo, sale de Graus, localidad ribagorzana, carretera de Benasque, (ambas localidades en la provincia de Huesca, rumbo a una gasolinera de autoservicio, de esas dónde te ahorras unos céntimos por litro de combustible. Continúa leyendo Las abusivas multas de tráfico.